Foto. facebook

MÉXICO.- El Partido Revolucionario Institucional (PRI) rechazó este martes que hayan empleado recursos ilícitos para financiar las campañas electorales en el 2021 y 2018 como señalaron los abogados de la exsecretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles.

En un comunicado, el partido defendió que todas las aportaciones realizadas para las actividades político-electorales en México son fiscalizadas por el Instituto Nacional Electoral (INE) quien no encontró irregularidades en sus reportes.

“No existe registro alguno en 2012, 2015 y 2018 de que hayan ingresado al Partido Revolucionario Institucional recursos ilegales provenientes de alguna actividad ilícita”, reiteró.

Agregó que la campaña presidencial de José Antonio Meade en 2018 estuvo sujeta a un “estricto proceso de fiscalización” por parte de las autoridades electorales, quienes dieron constancia de que no existieron señalamientos por las aportaciones y gastos.

El PRI manifestó que inclusive esa campaña fue calificada como la de mayor transparencia entre los candidatos presidenciales por parte del Instituto Nacional de Acceso a la Información.

“Obtuvo una calificación de 100 puntos porcentuales del Índice Global de Cumplimiento en Portales de Transparencia”, refirió.

El instituto político se deslindó de cualquier hecho ilícito que involucre a funcionarios públicos y aseguró que está abierto a cualquier investigación.

“El PRI de hoy está en contra de la impunidad y ratifica su compromiso a favor del combate a la corrupción, y alienta los principios de transparencia y rendición de cuentas”, concluyó.

Esta mañana, Rosario Robles, extitular de Sedesol afirmó que el excanciller Luis Videgaray Caso desvió los recursos de la llamada Estafa Maestra a varias de las campañas electorales del PRI, entre ellas la de Enrique Peña Nieto en 2012 y la de José Antonio Meade en 2018.

“Luis Videgaray tuvo injerencia y fue quien dio instrucción expresa para que se utilizaran recursos para la campaña del expresidente Enrique Peña Nieto“, dijo el abogado de la exfuncionaria, Sergio Arturo Ramírez.