Reino Unido.- Según comunicó la Policía de Avon y Somerset, un hombre identificado como Rudi Batten, de 22 años, fue encarcelado tras declararse culpable de asaltar dos restaurantes de comida rápida, llevándose no solamente el efectivo robado, sino también comida.

Durante la noche del 7 de febrero, Batten asaltó con un cuchillo y un arma -que eran falsas- el restaurante Miss Millies en la localidad de Yate, donde robó al menos 270 dólares y un pollo frito, de acuerdo a Daily Mail.

A la mañana siguiente, el joven cometió otro delito similar en un MacDonald’s a pocos metros del restaurante ultrajado el día anterior.

Según los medios, a través de las cámaras de seguridad que captan la escena, Batten saca unos 70 dólares en billetes de una caja registradora y después apunta con su pistola de imitación a la cabeza del gerente del local, quien lo dirige a la caja fuerte. Allí, extrae unos 350 dólares y otras monedas más.

Luego Batten pidió que le prepararan unos nuggets de pollo, pero los empleados le avisaron que solo servían la comida de su menú de desayuno en aquel momento.

El 8 de febrero, el sujeto se entregó a las autoridades quienes realizaron un registro en su propiedad. Allí encontraron el arma, dinero en efectivo, ropa que coincidía con la descripción del delincuente y envoltorios de comida. 

Batten se declaró culpable de los cargos y fue condenado el pasado miércoles en el Tribunal de la Corona de Bristol a un total de 6 años de prisión.