De acuerdo a una conferencia de prensa ofrecida este lunes en el Pentágono por líderes de las Fuerzas Armadas, al menos 5.000 soldados de la Guardia Nacional permanecerán en Washington D.C hasta mediados del mes de Marzo.

“Se le ha pedido a la Guardia que continúe apoyando a las agencias federales de aplicación de la ley con aproximadamente 7.000 miembros durante las próximas semanas. Esa presencia probablemente se reducirá a unos 5.000 a mediados de marzo”, aseguró el secretario interino del Ejército, John Whitley.

En base a esta decisión, la Guardia Nacional buscará mantener la paz en la capital. Sus miembros prometen contribuir en el ámbito de la “seguridad, comunicaciones, evacuación médica, logística” y como apoyo a la Policía de Parques, el Servicio Secreto, la Policía del Capitolio y el Departamento de Policía Metropolitana de Washington.

Whitley ha subrayado que la Guardia Nacional “será una fuerza de último recurso” y cumplirá con los requerimientos de las autoridades civiles apoyada en “equipo de protección y armamento si es necesario”.