México.- Un grupo de simpatizantes del presidente estadounidense, Donald Trump, desgarró una bandera mexicana en San Diego, California.

“Que se jodan los mexicanos, esto es América”, se escucha decir al hombre que junto a un cuchillo o navaja desgarra la insignia mexicana e incitado por otros presentes a quemarla, lo cual impide otra simpatizante.

La manifestación coincidió con la visita del mandatario al estado para revisar el avance de los prototipos del muro fronterizo, propuesta que fue su principal empuje de campaña durante la elección que lo llevó a la presidencia.

De acuerdo con Trump, el muro es la primera defensa de Estados Unidos y calificó a los inmigrantes de “trepadores profesionales”.

Más tarde, en un discurso ante militares, el presidente Trump aseguró que hay “dos o tres” de los prototipos para el muro que “realmente funcionan”.

En su primera visita a California desde que ganó las elecciones, Trump revisó los ocho prototipos del muro fronterizo, su gran promesa electoral, que fueron levantados en un área entre Otay Mesa (California, EEUU) y Tijuana (México).

Posteriormente, el mandatario acudió a la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de Miramar, situada a unos 20 kilómetros al norte de San Diego, donde dio un discurso de corte patriótico ante varios centenares de militares.

Trump dijo que su visita a la frontera fue “fascinante” y aseguró que hay “dos o tres” de esos modelos preliminares que “realmente funcionan” y que no pudieron ser trepados por escaladores.

“Lo que mejor hago es construir”, agregó Trump, quien prometió que levantará “un gran muro” y que será “muy efectivo”.

 

“No tenemos elección”, indicó Trump, y añadió que se necesita el muro para detener la entrada de drogas y pandilleros.