BUENOS AIRES, ARGENTINA –

Ricardo Russo, ex pediatra del Hospital Garrahan, fue condenado por la Justicia Argentina a diez años de prisión luego de hallarlo culpable por el delito de tenencia, producción y distribución de pornografía infantil, además de inhabilitarlo a ejercer la profesión de medicina de por vida.

En base a los medios locales de comunicación, Russo, de 57 años de edad, fue acusado tras distribuir al menos 336 videos de explotación sexual infantil desde su ordenador personal.

Tambien el ex médico fue inculpado por la producción de sesiones fotográficas de jóvenes exhibiendo sus partes íntimas, a los que se suman 220 fotografías de jóvenes masculinos tomándole fotos en sus partes íntimas.

Russo, fue detenido el 28 de mayo en el estacionamiento del Hospital infantil Juan Pedro Garraham, de la Ciudad de Buenos Aires.

Luego de seis meses de investigación donde incluyeron a agentes de EE.UU y Brasil, se hallaron todas las pruebas. Russo expreso que las imágenes halladas en su ordenador era para ‘fines médicos’.

Sin embargo, pese a todas las declaraciones de defensa del acusado y de expresar que “Eran de trabajo, profesionales y con la autorización de sus padres” el juez a cargo de dicho caso, Gonzalo Rúa, dictamino que cada fotografía era un abuso hacia los menores, descartando cualquier teoría de Russo.