Foto: Mexsport
Foto: Mexsport

La Selección Nacional de México salió a la cancha sin alguna idea de juego ante una Argentina que con el equipo B y sin mostrar todo, frenó en seco al equipo tricolor goleándo 4-0 en duelo amistoso en san Antonio Texas.

El equipo tricolor vivió una de sus peores noches; Néstor Araujo y Carlos Salcedo colaboraron en tres de los cuatro goles que recibió México. Las anotaciones fueron obra de Lautaro Martínez en tres ocasiones (17′, 22′ y 39′) mientras que el otro tanto corrió gracias a Leandro Paredes, quien derrotó a Guillermo Ochoa desde los 11 pasos, al 33′.

La primera de peligro la tuvo México, pero el silbante no marcó un penalti a los 7 minutos y a partir de ese momento todo cambio y Gerardo Martino perdió su invicto de 11 partidos, producto de 9 triunfos y dos empates.

Para la segunda mitad Argentina salió con menos intensidad que en el primer tiempo y la pizarra no se movió, ya que mientras los futbolistas sudamericanos sólo tocaban el balón, los de norteamericana no tenían un desempeño claro para atacar.

El Tri llegaba al duelo con una losa muy pesada ante la Albiceleste, ya que desde 1990 no la derrotaba en duelos de preparación y en 2004 fue la última victoria de los verdes ante contra los pamperos.