a iglesia de San Francisco y el vecino Templo Expiatorio Nacional de San Felipe de Jesús, en el centro de Ciudad de México, amanecieron con cercos de metal y un “muro humano” de jóvenes y adultos en oración para evitar vandalismo a manos de promotores del aborto.

Reunidos desde alrededor de las 7:00 a.m. (hora local), los fieles rezaron el Rosario, y cantaban La Guadalupana –tema en honor a la Virgen de Guadalupe–, Viva Cristo Rey y Tú Reinarás.

En los últimos días, colectivos feministas convocaron para la mañana de este 28 de septiembre una manifestación en el espacio conocido como el Atrio de San Francisco, al pie de la iglesia del mismo nombre.

Ambos templos fueron vandalizados con pintas a favor del aborto el 8 de marzo de este año.

ACI Prensa pudo conocer de diversas iniciativas difundidas entre los católicos mexicanos para proteger los templos del Centro Histórico de Ciudad de México, entre ellos la Catedral Metropolitana, de cualquier agresión a manos de los promotores del aborto.

La Arquidiócesis de México, sin embargo, tomó distancia con las campañas, pues “respeta la libertad de expresión, misma que exige un respeto irrestricto a quienes manifiestan una opinión diferente”.

Alrededor de las 8:30 a.m., las feministas comenzaron su manifestación, restringida a esa calle, con gritos como “saquen sus rosarios de nuestros ovarios” y “hay que abortar al sistema patriarcal”.

Sin embargo, lejos de caer en provocaciones, los fieles congregados respondieron con oración y cantos a Dios y a Santa María.