Uribe Vélez se convirtió en el primer expresidente de Colombia en ser citado a indagatoria por la Corte Suprema de Justicia.

La audiencia del próximo martes se constituye en un momento clave  de la historia nacional, ya que tiene un gran peso jurídico, pero al tiempo, también político.

Una decisión de la Corte Suprema de Justicia, que tiene 10 días después de la audiencia para proferir una sentencia, podría cambiar no solo la situación jurídica del senador sino el panorama político de este año electoral, siendo Uribe el líder del partido gobiernista Centro Democrático.

El expresidente deberá responder por los delitos de soborno y fraude procesal, por presuntamente haber manipulado testigos para que se retracten de declaraciones en contra de él y su supuesta relación con el paramilitarismo.

Tras escucharlo, en audiencia, el alto tribunal deberá evaluar su testimonio, así como el de los demás testigos, y revisar los documentos, grabaciones y demás pesquisas en el proceso que lleva más de un año en curso.

La Corte Suprema podrá contemplar, entre las posibilidades tras la audiencia,  si el líder del uribismo se mantiene vinculado al proceso en libertad, si el caso es archivado o, incluso, si será enviado a la cárcel. 

Sea cual sea la decisión, cerca de la mitad del país podría dividirse, ya que el exmandatario cuenta con gran apoyo ciudadano, siendo el senador más votado de la historia reciente de Colombia, con 875.554 votos en su última elección el año pasado.

Pero, por otro lado, otro gran grupo de personas estuvo vigilante y crearon una tendencia en las redes sociales en la que le pedían a la Corte Suprema de Justicia que fijara la fecha de indagatoria a Álvaro Uribe.Génesis del caso

El caso por el que el líder del Centro Democrático fue citado tiene una génesis paradójica y se remonta al año 2018 o incluso, mucho antes, en el 2014 cuando el 17 de septiembre de ese año el senador del Polo Democrático Iván Cepeda lideró un debate en el Congreso sobre paramilitarismo en Antioquia.

Durante ese debate reveló grabaciones de exparamilitares que señalaron a Uribe Vélez. 

Iván Cepeda había visitado varias cárceles del país, recogiendo testimonios de  exmiembros del grupo ultraderechista al margen de la ley.

Tras esto, el senador del Centro Democrático demandó a Cepeda por manipulación de testigos, el mismo caso por el que será él quien tendrá que responder ante la Corte.

Uribe lo había denunciado, señalando que este habría influido para que los exparamilistares que visitó declararan en contra de él.

Pero un giro inesperado cambió el rumbo de este proceso penal. El demandante terminó siendo el demandado.

La Sala Penal de la Corte, el 17 de febrero de 2018, archivó la investigación preliminar a Cepeda y abrió una indagación a Uribe por el mismo caso: manipulación de testigos.

A pocas horas de afrontar la indagatoria ante la Corte Suprema de Justicia, el senador aseguró que la manipulación de testigos con sesgo político es algo grave en la justicia colombiana.

El expresidente y actual senador por el partido Centro Democrático, Álvaro Uribe Vélez, en su reciente visita a Montería, aseguró que defenderá su honra ante la Corte Suprema de Justicia, donde fue citado este martes 8 de octubre para escuchar su testimonio por la supuesta manipulación de testigos.

Lo mismo que le he dicho a la comunidad, le diré a la Corte Suprema”: Uribe Vélez

“Debo ser prudente, cada día trae su propio afán. Yo he tenido disposiciones de vida, una de ellas es trabajar para que este país no sea una segunda Venezuela socialista, otra de ellas es defender mi honra de acuerdo con la Constitución desde donde sea y lo que le he dicho a la opinión pública, es lo mismo que le tendré que decir a la Corte Suprema”, indicó al ser consultado con relación a la diligencia judicial.

Uribe Vélez aprovechó para hacer referencia a los vientos de reforma a la justicia que se han suscitado en torno a lo que fue la fuga de la excongresista Aida Merlano, y las fallas del sistema judicial que la situación he develado.

“Esto pone de presente un problema muy grave, que no ha trascendido a la opinión pública, por ejemplo, esa manera de entrar personas con sesgo ideológico, simplemente a manipular testimonios”, sostuvo.

El congresista continuó diciendo que “eso sí que es grave, pero eso todavía no ha tenido suficiente eco en los sectores, pero este elemento de los falsos testimonios es muy grave en las cárceles colombianas”, puntualizó Álvaro Uribe Vélez.

El exmandatario aseguró que «la manipulación de testigos con sesgo político es algo grave en la justicia colombiana, pero que ante todo defenderé mi honra».

La audiencia de este martes se constituye en un momento clave  de la historia nacional,  por ser la primera vez que un expresidente es llamado a indagatoria por la Corte Suprema de Justicia.