Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, formó parte por segunda vez en un año, de la ‘Marcha para Jesús’, patrocinada por diferentes grupos evangélicos en su país.

Durante la manifestación Bolsonaro insistió en su propia concepción de la familia, integrada por “hombre y mujer”. 

El evento se llevó a cabo en la capital del país, Brasilia, donde apoyó a los grupos evangélicos, quienes fueron de gran ayuda para que Jair ganará los comicios presidenciales de octubre. 

Bolsonaro, mandatario desde el 1 de enero, aseveró que quien quiera cambiar el concepto de familia, debe modificar la Constitución, según Excélsior.

Si quieren que yo acoja eso presenten una enmienda a la Constitución o cambien el artículo. Como no tienen cómo enmendar la Biblia, voy a continuar creyendo en eso. Familia es hombre y mujer», afirmó.

Bolsonaro se refirió a un fragmento del artículo 266 de la Constitución de 1988 que señala que «se reconoce la unión estable entre hombre y mujer como entidad familiar, debiendo la ley facilitar su conversión en matrimonio».

En el año 2013 una resolución del Consejo Nacional de Justicia (CNJ) hizo legal por la vía judicial el matrimonio homosexual, basándose en un fallo del Tribunal Supremo en mayo del 2011, que igualó en términos derechos la unión estable a un matrimonio. 

El presidente de Brasil, dijo que la identidad de género es ‘una cosa del diablo’, además enfatizó en que las leyes están para ‘proteger a la mayoría’. 

Sin embargo, también indicó que ‘no discrimina’ a nadie y ‘no tiene prejuicios’.