La defensa de Joaquín Guzmán Loera apelará el veredicto que encontró al capo culpable por 10 cargos de los que le acusó la Fiscalía General de Estados Unidos, mismo que lo pone frente a cadena perpetua sin derecho a fianza.

A través de un comunicado, el abogado Eduardo Balarezo, dijo que “están decepcionados” con el veredicto del jurado, sin embargo, son respetuosos de la decisión.

Jeffrey Lichtman dijo afuera de un tribunal en Brooklyn que la defensa «luchó como completos salvajes» en el juicio por narcotráfico en Estados Unidos y «continuarán luchando» por el Chapo.

Los guardias del tribunal federal sacaron a Joaquín Guzmán de la sala inmediatamente después de que el juez leyera el veredicto.

El fiscal federal Richard Donoghue dijo que la condena del Chapo Guzmán es «la hora de la verdad» y falta más por venir y espera que reciba cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

«Una sentencia de la que no haya escapatoria ni regreso», expresó.

Joaquín Guzmán Loera miró de frente al jurado mientras el juez leía el veredicto de culpabilidad.

Se reclinó en su silla para llamar la atención de su esposa Emma Coronel, quien le dio un sutil gesto de aprobación con los pulgares, cuando al jurado se le dio permiso de retirase de la sala en un tribunal federal en Brooklyn.

El abogado Jeffrey Lichtman dijo que la condena de Guzmán era «devastadora». Pero agregó que podía «decir con orgullo» que la defensa «lo dejó todo en el campo de batalla».

Guzmán, de 61 años de edad, se fugó dos veces de prisión en México antes de ser finalmente recapturado y extraditado a Estados Unidos en 2017.